¿ SABEMOS COGER EL VOLANTE CORRECTAMENTE?

Posted on Abr 20, 2017

¿Sabemos coger el volante correctamente?, ya sabemos que es una pregunta un poco rara. Pero desde Talleres Simtec queremos dar importancia a este tipo de cosas que muchas veces se nos pasan por alto, y son fundamentales para una buena conducción. Asegúrese de coger bien el volante, si lo hacemos podemos evitar riesgos y mejorar la comodidad, evitando lesiones y fatigas.

La experiencia en la conducción aporta seguridad y confianza, pero también los años al volante pueden generar costumbre o vicios que no son precisamente recomendables. Con el paso de los años, algunos conductores olvidan como coger el volante correctamente, por lo que corren un importante riesgo, disminuyendo su seguridad y aumentando, incluso, las posibilidades de sufrir un accidente.

Saber coger el volante mejora en mucho la experiencia de conducción, tanto a nivel de comodidad como de seguridad, por lo que merece la pena revisar a menudo la forma en la que se sujeta el volante para descubrir errores o malos hábitos que hay que erradicar lo antes posible.

Antes de comprobar si coges o no bien el volante, es importante que revises también la regulación del asiento respecto al volante, puesto que es crucial sentarse a la distancia adecuada para poder conducir con seguridad y comodidad.

– Siéntate correctamente en el asiento, con la espalda recta y apoyada completamente en el respaldo.

– Extiende los brazos hacia delante para colocarlos sobre el volante, apoyados en la parte de arriba.

– Mueve el asiento hacia delante o hacia detrás, según sea necesario, para conseguir que las manos caigan por detrás del volante y sean las muñecas las que apoyen sobre el volante. Esta es la altura adecuada para conducir y poder manejar el volante.

Con esta regulación correcta del asiento respecto al volante, ajustada de acuerdo a tu altura y complexión, partes de la posición perfecta para poder coger el volante correctamente, evitando problemas de seguridad y manejando el coche desde una posición ergonómica y confortable.

– Las dos manos deben sostener el volante. La posición clásica recomendada oscila entre las tres menos cuarto y las dos menos diez, si piensas que la circunferencia del volante es un reloj y tus brazos las agujas. En los últimos tiempos, se impone como posición más adecuada, las de las dos y diez.

– Los dos dedos pulgares no deben agarrar el volante y quedarse por debajo del mismo, es un error que puede provocar graves lesiones y que además dificulta la conducción. Los dedos pulgares deben apoyarse sobre el volante suavemente, pero con firmeza.

– El resto de la mano -a excepción de los pulgares- sí deben sujetar el volante, pero siempre con suavidad y firmeza, nunca con un exceso de presión ni fuerza. El volante debe fluir bajo las manos del conductor.

Con estas tres pautas, ya sabes la forma en la que debes sostener el volante y colocar tus manos durante todo el tiempo que estés conduciendo. Es la posición perfecta para poder conducir con la máxima seguridad y confort, además te permitirá hacer todos los movimientos necesarios con facilidad y destreza. Durante las diferentes maniobras, es importante que tampoco cometas errores ni pierdas la referencia correcta de ubicación para las manos.

– Hacer cualquier movimiento necesario del volante no implica soltarlo; las manos deben desplazarse suavemente hacia arriba o abajo, según requiera la trazada o la maniobra que vayas a realizar.

– Las manos nunca deben cruzarse, ni intercambiarse de posición, ni descansar sobre el centro del volante.

– Las dos manos siempre deben estar sobre el volante, salvo cuando sea necesario cambiar la marcha en los coches manuales, pero debe ser una cuestión de segundos. Nunca se debe conducir con una sola mano y dejar la otra sobre el reposabrazos o la palanca de cambios, por ejemplo.

Con estos pequeños consejos podemos poco a poco coger las buenas costumbres que nos ayuden a estar más cómodos a la hora de la conducción y sobre todo evitar la fatiga, evitando así accidentes. Para Talleres Simtec su seguridad es lo primero.