PROBLEMAS CON EL FILTRO DE COMBUSTIBLE

Posted on Mar 7, 2017

El filtro de combustible es uno de los elementos que hay que tener muy presentes a la hora del mantenimiento de su coche. Taller Simtec le quiere dar una serie de “pequeños” problemas que pueden afectar a este elemento tan esencial para su coche. Ya que es el que evita que llegue al motor las impurezas del combustible, tanto para el diesel como para gasolina.

Ya sea en motores diesel o gasolina, el filtro de combustible es una parte esencial dado que es el encargado de mantener y asegurar el buen funcionamiento del motor. Es una malla de protección que evita que las impurezas y residuos del combustible lleguen al circuito de inyección del vehículo, a la bomba de presión, al circuito de alimentación o a los inyectores. Por eso es muy importante hacer un mantenimiento regular del vehículo y comprobar el filtro en cada revisión. Mantener el filtro de combustible en condiciones óptimas alargará la vida útil del motor. 

Los principales problemas que afectan al filtro de combustible provienen de la suciedad. El uso normal del coche produce desgaste en el filtro, donde se van acumulando pequeños residuos. A la larga esos pequeños residuos, de tamaño apenas perceptible en muchos casos, forman una pantalla. Dicha pantalla puede llegar a impedir la correcta circulación del combustible.

La mala circulación del combustible o su circulación «sucia” hace que los inyectores o la bomba de presión no funcionen de manera apropiada. Este mal funcionamiento puede derivar en averías graves y costosas. De ahí la importancia de comprobar en todo momento que el filtro de combustible esté en perfecto estado.

Una sencilla comprobación puede confirmar que el filtro de combustible tiene un problema de obturación. Una vez desmontado, se sopla a través de él, si está en buenas condiciones el aire pasará sin problemas. En caso contrario, el aire no pasará. Esa dificultad es la misma con la que se encuentra el combustible.

Si un filtro de combustible está obstruido o sucio, la opción más recomendada es cambiarlo. Por mucho que se ponga empeño en la limpieza, eliminar todas las microscópicas incrustaciones es tarea casi imposible. La limpieza es poco aconsejable y prácticamente nada útil.

Un filtro sucio hace que nada más arrancar y al ralentí, el ruido del motor pueda resultar extraño.

Dificultad de arranque. Los problemas en el filtro de combustible pueden llegar a cortar el flujo de éste, con lo que al coche le puede costar arrancar. O incluso es probable que no arranque si la obstrucción es total.

La llegada de poca gasolina al motor o el hecho de que llegue contaminada puede provocar paradas en el motor mientras el coche está en uso.

Tal vez es donde más se note. No solo porque genere incrementos y descensos de potencia intermitentemente. Se puede comprobar fácilmente si al exigir un incremento de potencia en un momento concreto, el coche no responde. Por ejemplo, si al tratar de adelantar a otro vehículo, el coche no acelera correctamente.

Si se detecta que, con la misma rutina, se hacen más visitas a la gasolinera. Al fallar el flujo, el coche necesita más combustible para hacer funcionar el motor y eso aumenta el consumo.

Este tipo de problema también suele darse cuando el carburador o los inyectores están sucios y tienen restos de carbonilla.

Como siempre recomendamos en Simtec, hay que tener un buen libro de mantenimiento. Uno de los puntos fundamentales en los que nos fijamos siempre es en el filtro de combustible. Ya que si detectamos cualquier anomalía en el mismo podemos atajar cuanto antes una avería que puede ser más grave.