OJO CON EL VIENTO

Posted on Feb 3, 2017

Le damos mucha importancia a ciertos efectos meteorológicos como la lluvia, la nieve y la niebla son los más afectan a la conducción. Falta en esta lista el viento que, aunque no resta visibilidad, sí puede ser peligroso, especialmente si sopla a ráfagas o es muy fuerte. Te explicamos por qué y cómo afrontarlo. Taller Simtec tiene pone su atención sobre el este tema. El viento fuerte puede causarnos mucho problemas a la hora de conducir.

Como no reduce visibilidad, no se suele incluir el viento entre los efectos meteorológicos que afecta a la conducción. Pero lo es. En este práctico te explicamos por qué es tan peligroso.

Para empezar, vamos a enumerar una serie de factores que te deben hacer permanecer alerta porque significan que fuera del coche el viento sopla con fuerza:

– En carretera abierta,  al coche le cuesta un poco mantener la velocidad, tanto en llano o en repechos. Significa que el aire sopla desde el frontal.

– El vehículo parece ir más ligero, sobre todo, en descensos. Esto es porque el viento sopla ‘de cola’.

– Bandazos: se deben al viento lateral, que es el más peligroso.

– Paisaje: puede ayudarte a confirmar un día ventoso el hecho de ver que se agitan los árboles o los arbustos de la mediana.

PRECAUCION

Extrema las precauciones y aminora la velocidad.

En ciudad, cuenta con que bolsas de plástico y otros objetos rodarán por la calzada (especialmente peligrosos son los contenedores de basura descontrolados).

En carretera, ten cuidado con los posibles desprendimientos, pon especial atención al carril contrario para no invadirlo, evita circular detrás de turismos con remolques ligeros o pegado a camiones con carga. Al adelantarlos, prepárate para el efecto pantalla que ves en el recuadro.

Utiliza un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener más fácilmente la trayectoria de tu vehículo.

Sujeta con fuerza el volante y realiza movimientos que sean suaves y progresivos. En caso de necesidad, puedes reducir el empuje del viento realizando un ligero contra volante.

Circula por el centro de tu carril: si sufres un golpe de viento lateral, tan solo unos pocos centímetros pueden llegar a ser la diferencia existente entre la carretera y la cuneta.

Extrema la precaución al realizar un adelantamiento, sobre todo si el otro vehículo es de grandes dimensiones (camión, autobús, etc.), ya que el golpe de aire que se produce es mayor.

Ten mucho cuidado al salir de túneles y zonas muy protegidas, ya que la incidencia del viento una vez superados será mayor.

Controla siempre la dirección en la que sopla el viento y su intensidad. Los árboles y la vegetación del borde de la calzada resultan de gran ayuda.

La influencia del viento sobre el coche no solo depende de su tamaño, sino también de factores como el centro de gravedad, la carga y su distribución en el habitáculo.

Desde Taller Simtec lo recomendamos que sigan estas pequeñas especificaciones para poder estar más seguros circulando con los fuertes vientos que tenemos en estos momentos en nuestro país.