¿ESTAMOS PREPARADOS PARA LA ITV?

Posted on Ene 30, 2017

 

Taller Simtec a puesto en marcha la campaña de pre-itv 2017. Por ello vamos repasar que es la ITV y que puntos fundamentales tenemos que repasar en nuestro coche para poder pasarla sin problemas.

El objetivo de la Inspección Técnica de Vehículos es conseguir que todos los coches que circulan por cualquier tipo de vía mantengan unas condiciones de seguridad mínimas, reducir los accidentes por motivos técnicos en los vehículos, así como proteger el medio ambiente reduciendo las emisiones de gases.

Según la ley, todos los coches están obligados a pasar la ITV cada cierto tiempo y en el caso de que existan situaciones extraordinarias es obligatorio acudir a la revisión también. A continuación te detallamos todo lo que engloba a la revisión pre-ITV, información y consejos.

¿Qué es la revisión pre-ITV?

Tanto los profesionales de los concesionarios como los de los talleres aconsejan realizar dos revisiones del coche en profundidad al año, más las revisiones periódicas, como por ejemplo de cambio de aceite. Este tipo de revisiones a fondo o pre-ITV sirven para comprobar el estado de los elementos que se suelen analizar en una ITV oficial. De esta manera nos aseguramos llegar a la ITV con el coche en perfectas condiciones para pasarla sin ningún problema.

Entre los defectos que más se repiten en una Inspección Técnica destacan el sistema de frenos, las luces, los neumáticos y los gases de escape. Llevar estos elementos a punto nos evitará tener que pasar una segunda revisión.

¿Qué se revisa en una ITV Oficial?

Los datos del coche: la marca del vehículo y el modelo. Además, el número de bastidor y la matrícula tienen que coincidir con los datos que aparecen en el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica.

Elementos exteriores: espejos retrovisores, visibilidad, lunas, placa matrícula.

Carrocería: estado de la misma, bastidor, piso y bajos del vehículo.

Elementos interiores: funcionamiento de las puertas, ventanillas, mecanismos de cierre y cinturones de seguridad.

Señalización y alumbrado: luces de cruce, intermitentes, luz de freno, marcha atrás, largas, etc.

Circuito de frenos: se mide su eficacia y equilibrio.

Dirección: se revisa para detectar posibles amplitudes.

Suspensión y ejes: rótulas, amortiguadores y articulaciones.

Bastidor, motor y transmisión: tipo de motor, nivel de ruido, emisión de monóxido de carbono dentro de los límites permitidos, etc.

Con toda esta información Simtec quiere recomendarles siempre que para evitar sorpresas a la hora de pasar esta inspección lo mejor es llevar siempre un buen libro de mantenimiento y pasar una pre-ITV en su taller de confianza.