ERRORES EN EL REPOSTAJE EN EL VEHICULO

Posted on Mar 10, 2016

Aunque es una de las tareas más sencillas, en nuestro país ha crecido un 15% los errores a la hora de repostar combustible en nuestro vehículo. Estos fallos provocan graves daños en el sistema de alimentación, bombas de inyección, inyectores y filtros en nuestro coche. Dichas averías como pueden imaginar no son nada baratas.

Con todo el combustible que se ha repostádo de forma equivocada en 2015 se podría llenar más de una piscina olímpica o dar 1.029 veces la vuelta al mundo. Así lo afirma el RACE en su último estudio, en el que concluye que más de 72.700 conductores cometieron errores en el repostaje, lo que supone un incremento del 15%.

mixto

Este fallo puede provocar graves averías en el vehículo, además de dañar el medio ambiente si su extracción no se realiza de forma adecuada.

Por eso, el RACE recuerda los aspectos más importantes que tener en cuenta en el taller si llega un coche tras haber repostado mal.

Si el vehículo no ha circulado con el carburante equivocado, en el taller habrá que desmontar el depósito, bombear el combustible y sacar el filtro principal.

En caso de que sí se haya circulado, el automóvil mostrará síntomas (tirones, pérdida de potencia…) y es posible que se dañen gravemente el sistema de alimentación, el filtro o la bomba de inyección del motor (en caso de que sea diésel), por lo que habrá que sustituirla.

DSC09964

A la hora de sacar el combustible, el RACE recuerda que es fundamental tomar medidas de seguridad para evitar sufrir una explosión o un incendio. Por lo tanto, es aconsejable que el profesional que vaya a realizar la operación esté cualificado, utilice ropa especial, siga el protocolo de forma estricta, balice la zona y busque tomas de tierra.

Además, para no incurrir en un posible delito medioambiental, nunca se debe tirar el combustible por la alcantarilla, sino que hay que tratarlo de acuerdo con las normas de reciclaje correctas.

Desde Talleres Simtec, siempre le recomendamos que tengan mucha precaución a la hora de cualquier tipo de repostaje. Y si ocurro lo peor, no dude en llamar a un profesional del sector.