COMO DETECTAR SI FALLA EL EMBRAGUE

Posted on Feb 27, 2017

Talleres Simtec siempre ha estado informando sobre los malos hábitos que tenemos a la hora de utilizar correctamente el embrague así como desmintiendo algún mito relacionado con este sistema, y todo ello con el objetivo de que puedas evitar o retrasar al máximo el tener que pasar por el taller.

La mayoría de las averías del embrague en nuestro coche vienen dadas por el buen o mal uso que le damos a nuestros embrague, en muchos de estos casos se pueden reparar, y en los casos más graves habría que cambiar el sistema entero.

Le vamos a dar una sería de pautas por las cuales podemos percibir cuando algo falla en nuestro embrague. Vamos a detectar antes de que ocurra una avería más grave.

DESLIZAMIENTO

El deslizamiento se manifiesta cuando el motor sube de vueltas pero el coche no gana la velocidad que debería conforme a ese régimen de subida. Como se dice popularmente, lo que ocurre es que el embrague patina, por lo que aunque el motor aumente su régimen de giro, dicha velocidad no llega a la transmisión y coche no incrementa su velocidad.

Esta situación suele notarse sobre todo en sitios donde demandamos un extra de potencia, como un adelantamiento o una subida, y se refleja más cuanto más larga sea la marcha y más pisemos el pedal del acelerador. Así que tan pronto detectes este síntoma, hasta llegar a un taller, hay que conducir con suavidad, sin abusar del acelerador, a menos de 100 Km/h si es posible, para evitar acelerar el desgaste y haciendo las aceleraciones con cuidado; más vale que nuestro coche tarde en acelerar a que no acelere.

HUELE A QUEMADO

Cuando la temperatura del embrague aumenta demasiado, ya sea por conducir agresivamente o por dejar el pie apoyado en el pedal, los revestimientos se pueden sobre calentar y comenzar a arder, desprendiendo un olor peculiar. Si no hay ninguna oportunidad de que el embrague se enfríe, se puede arruinar el volante y/o el plato de presión.

RUIDOS

Un ruido extraño es la pesadilla de todo conductor, más aún si no tenemos ni idea de donde puede provenir y si está relacionado con una posible avería de importancia. El embrague no es una excepción, y éste puede avisarnos de algún fallo dependiendo del tipo de ruido que transmite:

Sonido de rozamiento cuando embragamos: puede significar que el mando de transmisión no está bien ajustado o no ha sido bien instalado.

Chirrido al mantener pisado el embrague: si se trata de un crujido, lo más probable es que se trate del desgaste de la rótula de la horquilla de embrague, mientras que si se trata de un sonido similar al que produce un grillo, se está desgastando en exceso el rodamiento de empuje.

Ruido que aumenta al pisar lentamente el pedal: se detecta también al ir a velocidades bajas o aparcando en marcha atrás y suele indicar la necesidad de reemplazar el collarín.

Ruido en punto muerto: generalmente desaparece cuando pisamos lentamente el pedal de embrague sin acelerar. Aquí es probable que se trate también de un deterioro de la horquilla de embrague.

Incapacidad para desembragar tras embragar de forma ruidosa: suele producirse por embragar siempre a muy altas revoluciones, lo cual desgasta el amortiguador del disco hasta quedar completamente destruido.

CAMBIOS DE MARCHAS

Suelen deberse también a varias causas y evidentemente son fácilmente detectables, ya que nos costaría más de la cuenta engranar la marcha que queremos y el cambio vendría acompañado de un molesto ruido. Normalmente, el problema suele derivarse de una fuga en el sistema hidráulico del embrague o de algún enlace mecánico mal ajustado.

Taller Simtec le recomienda que si tiene alguno de estos síntomas o si cree que puede tener alguno de estos síntomas en su coche, lo mejor que puede hacer el llevarlo a los profesionales del sector. Como siempre decimos “ ponga en las manos de los profesionales”.